Pueblo revolucionario rechaza la guerra inducida por el imperialismo

 
(Caracas 08-10-2018 Prensa-Inder) Durante la transmisión del programa “Cultivando patria”, en la edición número 101, el ministro del Poder Popular para la Agricultura Productiva y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, hizo referencia a lo expuesto en programas anteriores en los que debatió el tema ideológico y donde resaltó lo expuesto por el profesor José Rafael Núñez Tenorio, que explicó lo condicionante, determinante y decisivo en la construcción de un proyecto revolucionario.
parigualmente el ministro Soteldo, enfatizó “Pudimos debatir en relación a las razones que generan conflictos, lucha de clases, relaciones socioproductivas”, se debe recordar que a lo largo de la historia de Venezuela, los procesos revolucionarios que se gestaron ─inclusive la misma guerra de independencia─ han sido saboteados por la oligarquía apátrida, que al ver en peligro sus intereses clasistas, prefiere vender o entregar la patria, antes que darle oportunidad a los humildes para participar en procesos de dirección del Estado, de la nación.
En este orden de ideas, el ministro de la cartera agrícola realizó la acostumbrada reflexión, tomando como ejemplo el libro Viejas y nuevas guerras: asimetría y privatización de la violencia, del escritor y profesor de teoría política en la Universidad Humboldt de Berlín, Herfried Münkler, quien nació en Alemania el 15 de agosto de 1951 y que en la obra resalta que la guerra ya no es monopolio de los Estados y es evidente que la era de las guerras interestatales toca a su fin.
Pero los conflictos no han desaparecido, solo han cambiado de forma fenoménica. Las nuevas guerras proliferan en todos los rincones del planeta. Herfried Münkler analiza sus características.
Los señores de la guerra los mercenarios y terroristas, desempeñan ahora el papel principal que antes correspondía al Estado, la violencia se ha privatizado y se ha convertido en un negocio rentable.
La desaparición de las batallas clásicas y líneas de frente, ha desdibujado el límite entre guerra y paz, en esta nueva era ─inaugurada el 11 de septiembre de 2001─ la definición de guerra ha dejado de ser problema académico, para convertirse en tema de importancia geopolítica, por lo que destaca que las nuevas guerras solo buscan afectación económica, que facilita la privatización del Estado.
Por ello el ministro Castro Soteldo destaca, que los nuevos esquemas de guerra son fabricados por estructuras financieras mundiales con el propósito de generar situaciones de crisis en los países y se basan en elementos como:
1-Propiciar desestabilización o caos, generando incertidumbre, sembrando terror, miedo; como ejemplo tenemos el magnicidio frustrado en contra del presidente de la República Nicolás Maduro, allí se puede ver cómo la delincuencia organizada se ha conformado en estructura grande de violencia que forma parte de los esquemas de guerra.
2- El boicot de alimentos es parte de la asimetría de la que habla Münkler, pues mientras el Estado realiza incremento de salario que favorece absolutamente a todos los actores económicos del país, el resto de actores acostumbrados a la especulación y saqueo del pueblo, empiezan a incrementar los precios de manera descarada y esconder diferentes rubros esenciales para la alimentación.
El ministro Soteldo sostiene que debemos atacar el boicot con elevación de conciencia de los actores productivos, financieros, distribuidores de servicios y de los usuarios que reciben el bien o servicio, para evitar caer en contraofensiva de boicot.
3- La autonominación de actores que no tienen control de nadie, donde reina el capitalismo inducido por el imperialismo.
Finalmente, el ministro para la Agricultura Productiva y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, informó que el gobierno bolivariano ha cumplido el compromiso de creer y tener fe en los actores económicos; que solamente el pueblo ha dado respuesta y que el resto de los actores lo ha hecho a medias, por lo que reiteró que la mejor forma de librar las batallas que estamos atravesando es a través de la paz”. (FIN/ Wilmer García)
 
 

 

Archivo: